lunes, 7 de marzo de 2016

Gravity Falls

¡Holahola disneymaníacos!

Hoy os traemos otra reseña conjunta, esta vez de Gravity Falls. Esta vez somos Gema y Lena las que nos dedicaremos a hablar de la serie, centrándonos en la serie en sí y en el final de la misma, pero libre de spoilers.
Dicho esto, ¡comencemos!

Lena


Gravity Falls no se parece a nada que haya visto anteriormente. Su simple diseño puede llevar a engaño, tras la fachada de una animación sencilla y unos personajes aparentemente planos y recurrentes se esconde una de las series que más me han enganchado y me han hecho llorar.

Como dijo Jack El Destripador "Vayamos por partes"

Dipper y Mabel llegan al pueblo de Gravity Falls para pasar el verano con su tio-abuelo Stan, que posee una caseta de las rarezas en el pueblecito de Gravity Falls. Pero tanto el pueblo como el bosque poseen algo inusual. Seres sobrenaturales, misterios sin resolver, antiguas profecías... Y esta pareja de hermanos tratarán de sacar a la luz el origen de los extraños sucesos de Gravity Falls.

La trama vista de esta manera parece caer en los estereotipos de una típica serie de animación, y en el fondo ese es su verdadero encanto. Los misterios son realmente buenos, y se van hilando unos con otros hasta ir dejando ver el más grande de todos, por lo que te mantiene en vilo y muy atento a cualquier detalle.

Se nota mucho el cuidado que se ha tenido realizándola, tanto por ese precioso intro (del que estoy enamorada) como por la cantidad de guiños ocultos que ha desperdigados por la serie.

Abierto hasta el Amanecer, Poltergeist, Cazafantasmas, Tron, Studio Ghibli... Las referencias al género de películas de serie B, de los 80 o incluso actuales son visibles y reconocibles durante toda la serie, lo que hace que sea realmente deliciosa para los amantes del género. Incluso tenemos un capítulo dedicado casi por completo a Jurasic Park o si eres más de videojuegos, también tiene otro con sus guiños a Street Fighter, Pac-Man, Mario Bros...

Con respecto a sus personajes, hay gran variedad para elegir. Tenemos a la pequeña Mabel: dulce, activa, cariñosa, amante de los jerseis y cualquier cosa adorable que se mueva (o que no). A su hermano, Dipper, un joven tímido, inteligente y que hará todo lo posible para descubrir el misterio que envuelve a Gravity Falls. Y también a su tio-abuelo Stan, un codicioso embustero que tratará de venderte un gato con cuernos de plástico con tal de hacerte creer que es una rareza.

Todos los personajes de Gravity Falls tienen sus personalidades marcadas, pero lo realmente genial, es que evolucionan a raíz de los acontecimientos. No son como los protagonistas de una serie de dibujos corriente, que vuelven a su ser principal tras cambiar de capítulo. No, aquí les afectan las cosas, hacen que cambien, que guarden secretos, que tengan miedos... Les dan vida propia. Y todos tienen una cara oculta al mundo, cosas que no muestran y que pueden llegar a cambiar el destino del pueblo.

El transfondo de la serie es sin duda alguna lo mejor que tiene. Tras los misterios y los seres sobrenaturales, hay algo escondido a simple vista que hace que al final todo lo que hemos visto a lo largo de sus dos temporadas se una y consiga (en mi opinión) un perfecto final.

En resumen; si te gustan las series con misterios, con personajes a lo que amareis incluso después de verla y que no se parezca a nada que habéis visto, deja de buscar.

Gravity Falls es justo lo que necesitas. 

Gema


Como Lena se ha dedicado a hablar en general de la serie, y yo ya di una breve opinión al respecto en esta entrada sobre la animación en la pequeña pantalla, voy a dedicarme a hablar del Gravity Finale o, lo que viene a ser lo mismo, el final de la serie.

A mediados de febrero se emitía un capítulo especial de una hora de la serie de los mellizos Pines que ponía final a dos temporadas de misterio y buenos recuerdos. Los fans llevábamos meses esperando el momento, y no pudimos quedarnos más encantados con el desenlace. Disney permitió que la serie terminara, no intentaron exprimir la gallina de los huevos de oro, y todo quedó cerrado y atado con la maestría propia con la que nos había sorprendido capítulo a capítulo.

Fue la forma perfecta de cerrar una serie, demostrando que se pueden realizar obras de calidad en la televisión si uno se detiene a tiempo, y que una serie puede disfrutarse por varias generaciones si se pone el empeño deseado.

Solo hay una cosa más que añadir y que demuestra que esta serie ha dejado mella en sus espectadores.

Gracias, Alex Hirsch.

Ahora solo nos queda esperar que nos vuelvas a sorprender con tu magia.


¿Vosotros habéis visto la serie? ¿Os gustan las series de animación?

No hay comentarios:

Publicar un comentario